Manejo Práctico de la Lactancia Materna

Dr. Horacio Reyes Vázquez

Para lograr que una madre tenga éxito en su lactancia es fundamentalconocer puntos vitales para poder conseguir que el bebe y la madre establezcan la lactancia desde los primeros momentos de la vida de un nuevo ser.

ETAPA PRENATAL

Durante esta etapa seria ideal que el ginecólogo y porque no también el pediatra durante las visitas prenatales cubriera los siguientes puntos:

  • Se recomienda en relación a la lactancia, que la madre embarazada tenga una adecuada motivación conociendo las ventajas tanto maternas, como para el futuro bebe, que brinda la leche humana.  
  • También que se verifique que sus mamas tiengan las características adecuadas para la lactancia, a través de un examen físico. Durante esta evaluación se establecen algunas características de la mama, como son su tamaño y volumen, si existen datos de alguna cirugía previa , algunos datos anormales como serian masas, asimetrías, etc. Además, las características de los pezones son muy importantes, se tiene que revisar si son planos, invertidos o normales. En el caso de pezones planos o invertidos se recomienda realizar una prueba de protactilidad, que consiste en efectuar algunos ejercicios que valoren si realmente son pezones con problemas.
  • En el caso de pezones planos o invertidos se recomiendan algunas medidas como seria el usar un sostén justo con abertura a nivel del pezón y areola que permite que al retraer la mama con el sostén, el pezón se vaya evertiendo. Otra opción es utilizar un extractor de pezón disponibles en el mercado, que se colocan sobre la areola y cubren tanto areola como el pezón y que generan una presión negativa baja que permite que poco a poco vaya evertiendose el pezón . Estas opciones de manejo se recomiendan realizar a partir del octavo mes de embarazo , siempre y cuando no exista trabajo de parto prematuro.
  • Una vez que se ha realizado la revisión de las mamas se hacen algunas recomendaciones para la preparación natural de los pechos, las glándulas de Montgomery generan una lubricación antibacteriana que protege al pezón y la areola durante el embarazo y lactancia. es por ello que resulta importante comentar con la madre que durante el baño no efectúe aseo con jabón sobre el pezón y la areola. El aseo con agua en esta área es suficiente. no es recomendable el extraer calostro durante esta etapa, ya que no tiene ningún beneficio y si puede condicionar trabajo de parto, infecciones, etc.
  • También en la visita prenatal es importante destacar a la madre que para que se tenga una lactancia exitosa será importante el inicio temprano de la succión del bebe, que es el principal mecanismo para la producción de leche, además de informar cuales son las posiciones adecuadas para la alimentación de su bebe.
 

ETAPA POSTNATAL

Es deseable que el recién nacido reciba desde la sala de partos por primera vez la alimentación al pecho. La madre debe saber que ella tiene calostro , que este es la primera inmunización que el bebe recibe y que el periodo de apego inmediato es fundamental y muy deseable en las primeras horas después del nacimiento.
La enseñanza de una adecuada posición y prendimiento es fundamental por diversas razones : evita dolor en la madre, formación de grietas en un futuro cercano, impide una pobre ingesta , que posteriormente influye en un inadecuado crecimiento del niño, que el bebe no quiera tomar el pecho y en caso de que no extraiga cantidades adecuadas de leche la madre inicia con congestión mamaria, que puede desencadenar mastitis y abscesos.
Por todo lo antes mencionado , el colocar a un bebe de manera adecuada es vital. se recomienda que este ligero de ropa, la madre tome su pecho en forma de c, con su pulgar en la parte superior y los cuatro dedos restantes en la parte baja, dejando el pezón y la areola libres para que el bebe abra bien la boca y tome no solo el pezón sino también parte de la areola, bien pegado a la madre.
Un punto que genera mucha controversia son los horarios que se deben manejar. Se recomienda que sea a libre demanda, entendiendo por libre demanda que el bebe ligero de ropa , haga un buen prendimiento y succiones durante un lapso que va de 10 a 30 minutos de un pecho, que la madre lo haga eructar y le ofrezca el otro pecho de 10 a 30 minutos, el tiempo que utilice cada bebe depende de su mecanismo de succión, que puede ser muy enérgico como en los niños con succión llamada barracuda o muy lenta como en los niños con succión con lapsos de descanso muy frecuentes. Algunos bebes que ya han tomado de ambos pechos, al final vuelven a tomar el primer pecho por un lapso corto, en lo que podríamos definir como el ´´ postre ´´.
Durante la primera semana de vida del bebe se recomienda que en caso de que el niño no despierte a las cuatro horas de haber terminado su alimentación previa, la madre lo estimule para que vuelva a comer, esto se recomienda durante el día para evitar que bebes con comidas poco frecuentes presenten fiebre por deshidratación , hipoglucemia o no aumenten bien de peso. después de la primera semana de vida, el bebe y la mamá establecerán la frecuencia de la alimentación a través de un balance fisiológico entre ambos.
En el caso de que el bebe este realizando periodos muy frecuentes de comida es importante valorar diversos puntos :una adecuada posición tanto de la madre como del bebe al momento de la alimentación, que el bebe permanezca despierto durante la succión, que el niño no este tapado en exceso pues esto favorece que no succione lo suficiente y el estado emocional de la madre puede influir, ya que se sabe que el estrés, exceso de actividad física o alteraciones emocionales puede disminuir la producción de leche.
Un punto importante es evaluar que el bebe esta siendo bien alimentado, para ello de manera muy práctica se debe aconsejar a la madre que si el bebé tiene seis o mas micciones y / o evacuaciones en 24 horas es que esta siendo bien alimentado. Claro el aumento de peso y talla será el parámetro más fidedigno, pero la forma mas práctica será la antes mencionada.
En conclusión, aunque las presiones económicas, culturales y políticas frecuentemente interfieren en las decisiones acerca de la alimentación del bebé, el apoyo entusiasta y el involucramiento del pediatra en la promoción y práctica de la alimentación con leche humana es esencial para el logro de una salud óptima, crecimiento y desarrollo del recién nacido y el lactante.